Nuevos pactos de la Moncloa

By 19 abril, 2020Covid19

Desde el Gobierno y con la que está cayendo en nuestro país, Pedro Sánchez ofrece un gran pacto nacional. Los llamados nuevos pactos de la Moncloa, y que más allá de las diferencias ideológicas entre partidos, sirvan al bien común de todos los españoles, que no es otro, que sacarnos de esta situación sanitaria, económica y social en la que estamos.

Se avecina una negociación difícil… poner de acuerdo a todos los partidos políticos parece un reto a priori, imposible. Recorrer un camino tan difícil como este, requiere ir con cuidado, paso a paso y con mucho tiento, porque estamos ante un conflicto en toda regla y con millones de personas tan pendientes de esas conversaciones como directamente afectados por ellas.

Los mediadores sabemos que en toda gestión de un conflicto va a haber una negociación. La negociación y la mediación van de la mano, se necesitan y los mediadores tenemos que ser expertos en negociación.

Y la negociación que tiene lugar en mediación y que parece necesaria en estos nuevos pactos de la Moncloa tiene que ser una negociación por intereses. Un modelo de negociación que va mucho más allá del regateo y de ese modelo tradicional de negociar que se enfocaba en un ceder-ceder.

Aquí y ahora el modelo debe ser ganar-ganar.

Como decíamos, hay que ir paso a paso. Y el primer paso en toda negociación por intereses (una vez legitimados los participantes en la negociación), es la definición de los objetivos de la negociación. Una definición clara y realista de esos intereses por los que van a trabajar. Deben estar claramente descritos en un lenguaje aceptado por todos ellos, que no presenten fisuras y a los que habrá que referirse en los momentos en que las discusiones y el diálogo les alejen o les hagan perder de vista el para qué estamos aquí.

Una de las primeras acciones del mediador como negociador, es “centrar” a las personas en la descripción del conflicto y que definan de manera conjunta cual va a ser el objetivo del proceso: Va a ser divorciarnos o solo pactar como nos vamos a repartir nuestro patrimonio, va a ser mejorar nuestra relación como hermanos o solo repartirnos la herencia de nuestros padres, va a ser romper nuestra sociedad o introducir cambios en la gestión de nuestra empresa…. No podremos trabajar de manera colaborativa si no estamos de acuerdo en aquello que queremos conseguir.

Sí, estaos seguros de que todos los partidos políticos quieren que España supere esta crisis, pero esa definición es escasa, tendrán que concretar más los objetivos de los acuerdos. Porque si no son capaces de definir los intereses con claridad, difícilmente encontrarán medidas económicas, sociales, sanitarias o educativas que puedan ser suscritas por todos ellos y que nos sirvan para salir de esta. ¡Ojalá lo consigan!

 

Maite Ruiz Aquerreta

Psicóloga y Mediadora

Socia de Mediación Navarra

Deje su comentario