Mamá o papá

By | Uncategorised | No Comments

Así es como se llama una película que se estrenó en cines en diciembre del año pasado y ahora podemos ver en plataformas digitales. El director es Dani de la Orden y está protagonizada por Paco León y Miren Ibarguren.

La película nos cuenta de manera cómica qué ocurre tras tomar la decisión de divorciarse. Los padres tienen que negociar respecto a qué tiempo van a pasar cada uno de ellos con sus hijos y aunque estas decisiones suponen sufrimiento emocional a los de la peli les surge la oportunidad de embarcarse en un proyecto profesional y la custodia es el gran problema.

Es una película gamberra con diálogos originales y aunque tiene momentos tristes (como cuando los padres hablan con sus hijos del divorcio), están tratados de una forma tan cómica que no pueden dejar de arrancarte una sonrisa.

No voy a contar nada más (no se me vaya a escapar algún spoiler) y si por algo escribo hoy de esta película es por el tratamiento que hace de las rupturas de parejas con hijos….por la imagen del divorcio que nos ofrece.

Me ha gustado el mensaje que lanza sobre los divorcios y sus repercusiones. Desde mi punto de vista, desmitifica y desdramatiza el divorcio. En esta cultura nuestra, en la que todavía la palabra divorcio nos suena horrible (de hecho la gente prefiere hablar de separación) y todavía hay esa tendencia a culpabilizar a alguien de la ruptura, en esta película nos hablan simplemente de la perdida del amor de pareja y como esa falta de amor hace tomar la decisión de terminar con la convivencia.

La película nos muestra cómo el vinculo que hay entre ellos hace que los afectos permanezcan, se quieren. Porque divorciarse no implica odiarse o dar la espalda a la persona con la que has convivido, amado y con la que tienes hijos en común. Esta idea está también muy presente en nuestra cultura del divorcio: uno de los dos es el malo, y ahora vamos a hacernos daño.

Te la recomiendo, tanto si te estás divorciando como si no. Es divertida y lanza un mensaje interesante respecto al divorcio. Saca tus conclusiones y si quieres, déjamelas en comentarios.

Maite Ruiz Aquerreta

Psicóloga y Mediadora

Socia de Mediacion Navarra

Conflictos en el trabajo

By | Uncategorised | No Comments

Las relaciones en el trabajo son muy importantes para todos nosotros. Ya sea con jefes, compañeros o subordinados, mantener una camaradería sana nos hace sentirnos bien, tranquilos y generar un agradable clima de trabajo.

Y todos lo sabemos, porque todos en algún momento de nuestra vida laboral hemos sufrido las consecuencias de una mala relación en el trabajo. De manera directa o indirecta (los conflictos indirectos son aquellos en los que no participamos directamente, pero nos afectan).

No hay modelo de empresa buena o mala en lo que a conflictividad se refiere. Los problemas de relación y conflictos entre personas se dan en cualquiera de ellas, desde multinacionales a pequeñas empresas, pasando por empresas familiares o por empresas de economía social.

Esto es una realidad que constatamos respecto a las relaciones entre personas en el trabajo, y otra realidad es la siguiente: si hay un problema entre compañeros y nadie hace nada, no se va a solucionar. Es decir, los conflictos están “vivos” y su tendencia natural es crecer.

ANALISIS DEL DERECHO LABORAL: CONFLICTOS LABORALES

Así que, ante estas dos realidades, os preguntareis: Si en un equipo hay dos personas que no se hablan, o no se hablan con su jefe o se llevan mal con los de otro equipo, o dos socios están peleados, etc y no hacemos nada, ¿puede solucionarse? Pues la respuesta es clara y nítida: NO. No solamente no se va a arreglar, sino que irremediablemente va a empeorar.

Por lo tanto, si queremos que en nuestra empresa las personas se sientan bien y vengan a trabajar sin más tensiones que las del trabajo (que no es poco), tenemos que definir qué vamos a hacer cuando los conflictos se manifiesten. Y cuanto antes mejor, que van a crecer…no lo olvidemos.

En todas las empresas, el bienestar de los trabajadores está relacionado de manera directa con la generación de espacios saludables que son aquellos que, entre otras cosas, están libres de conflictos.

Así pues, tomemos conciencia de que la conflictividad va a ser una realidad en nuestra empresa y que, si sabemos gestionarla y generar mecanismos para identificarla en sus primeros momentos, estaremos potenciando la salud de todos los que formamos parte de ella y, como consecuencia, mejorará el rendimiento y la productividad de todos.

 

Maite Ruiz Aquerreta

Psicóloga y mediadora

Socia de Mediación Navarra

Tomar decisiones

By | Uncategorised | No Comments

Todos en nuestra vida cotidiana estamos permanentemente tomando decisiones. Algunas mas insustanciales, como qué ropa me pongo, voy andando o en autobús, pongo ahora la lavadora o más tarde…. A veces son algo mas complejas o difíciles, empiezo la dieta?, me cojo las vacaciones en julio?…. No nos damos cuenta, pero tomar decisiones es una actividad cotidiana.

La toma de decisiones es un proceso mediante el que realizamos una elección entre diferentes opciones y en diferentes contextos (empresarial, económico, familiar, social…) básicamente consiste en elegir una opción entre las disponibles, para con esa elección resolver un problema.

No parece difícil… y, sin embargo, vemos como puede ser tremendamente complicado. Hay que evaluar las alternativas, es necesario conocer, comprender y analizar el problema. Los ejemplos que expongo en el primer párrafo son sencillos, de esos en los que el proceso de reflexión, evaluación, comprensión y análisis es rápido y casi inmediato. Pero todos sabemos que hay problemas ante los que se nos abre un abanico grande de opciones de respuesta y de solución, con consecuencias diferentes según cada una de las alternativas de actuación. Aquí, tomar decisiones se convierte en algo muy complicado. Cualquier opción que elijamos, nos hace descartar algo que no deseamos perder, y la renuncia no es nada fácil…

En situaciones de conflicto que deseamos resolver, no podemos eludir tomar decisiones. Sí, sabemos que el estado emocional cuando se vive un conflicto nos limita hasta nuestra capacidad de reflexión, análisis y por lo tanto nuestra capacidad de toma de decisiones. Pero los cambios tan necesarios para resolver nuestros conflictos solo pueden darse si asumimos eso que nos gusta llamar “las riendas de nuestra vida”, que no es nada más y nada menos, que tomar decisiones.

La mediación como proceso de gestión de dificultades adaptado a las personas que las sufren permite que quienes tienen un conflicto puedan, con el auxilio del mediador, tomar conciencia de su problema, analizarlo y evaluarlo para, tras la reflexión, tomar la mejor de las decisiones o la menos mala.

Así que, si tenéis un problema, buscad un mediador que os acompañe y ayude en este proceso.

 

 

Maite Ruiz Aquerreta

Psicóloga y mediadora

Socia de Mediación Navarra